¿por qué escribimos lo que escribimos?

A menudo me pregunto por qué en los textos publicitarios se leen o se escuchan tantas sandeces. La culpa por fuerza ha de ser nuestra, de los redactores, entre otras razones por falta de talento o por incompetencia, porque despreciamos la inteligencia de la audiencia, porque no sabemos expresar lo mismo de siempre de otro modo o por nuestra desidia al pensar que nadie va a prestar atención a lo dicho. En último término, si queremos echar a otros el muerto, tal vez es porque el anunciante aprobó tales simplezas o directamente las impuso.

El último anuncio cuyo texto me ha dejado, por decirlo de alguna manera, desconcertado es este:

Y aquí la transcripción de la locución:

Puedes ganar, perder o empatar, pero lo importante es salir todos los días a pelear a la cancha de la vida.

Si te atreves a imaginar, hoy serás lo que quieras ser: sé Ronaldo, sé Messi, sé Koke, sé todos, pero sobre todo sé tú.

En Canal+ tenemos tu partido y todos los que puedas imaginar con la Liga y toda la Champions por 15 euros al mes.

 Abusa de tu imaginación.

He de reconocerlo, me condiciona el hecho que no soporto los mensajes publicitarios pretenciosos que se revisten de hueca trascendencia, tampoco los que pretenden dejarnos algún tipo de moralina, transpiran paternalismo o parecen sacados de un manual de autoayuda.

Dicho esto, al texto del anuncio le falta unidad porque carece de cohesión semántica. ¿Qué tiene que ver el motivo del preámbulo, la lucha diaria, con el eje de comunicación del anuncio, la imaginación? Nada.

Sigamos. Por mucho que me lo imagine y me lo ordenen en tono imperativo, ni hoy ni nunca llegaré ser ninguno de esos futbolistas y mucho menos “todos”, qué agotador, qué estrés, qué esquizofrenia supondría llegar a ser todo el mundo. Sí, hoy seré yo, pero eso es lo que soy cada día; y no es producto de la imaginación, sino de la tozuda realidad que me lo impone.

Un paso más. ¡Vaya! parece que Canal+ tiene “mi partido y todos los que pueda imaginar”. Pues no, creo que el partido que me estoy imaginando no lo podré ver en Canal+ y tendré que conformarme con elegir entre los que la cadena programe, opciones estas que se reducirán a los posibles enfrentamientos de los equipos participantes en la Liga o en la Champions. Mi imaginación, pues, tampoco tiene aquí nada que hacer.

Y finalmente me dicen que “abuse de mi imaginación”. Otra orden que tampoco voy a cumplir por inútil y porque no estoy dispuesto, siguiendo la definición de “abusar” del diccionario, a “usar mal, excesiva, injusta, impropia o indebidamente” de ella.

En fin, termino, que no quiero abusar más de vuestro preciado tiempo.

2 thoughts on “¿por qué escribimos lo que escribimos?

  1. Totalmente de acuerdo contigo, Jordi. De todos modos, yo creo que el problema de los mensajes del Plus ahora mismo tiene que ver con que en realidad no sabe qué demonios quiere comunicar como marca. Su último cambio de imagen y relanzamiento me parece confuso, pretencioso y huele a nadería absoluta. Da la sensación de que en vez de buscar la manera de diferenciarse centrándose en su ADN y aceptando que, por mucho que les pese, CONTINÚAN SIENDO TELEVISIÓN (medio esencialmente unidireccional, oops) están echando mano de mundos y códigos que no le pertenecen para vender una “centricidad del espectador” que en su caso está condenada de momento a ser muy distinta a la que pueden ofrecer los medios digitales. Creo que la televisión debería “abusar de su imaginación” para buscar su propio camino dentro del escenario mediático actual, en vez de andar dándose barnices ridículos. ¡Un abrazo!

    • No conozco el caso Canal+ a fondo como para hablar con suficiente fundamento. Por eso solo me he limitado a comentar el anuncio de manera aislada, fuera del contexto general de la marca. Así que tu comentario me va muy bien para fijarme en algo que me había pasado desapercibido. El problema que intuyo también en el anuncio es que los creativos se han visto obligados a seguir el concepto de la campaña genérica, “Abusa de tu imaginación”, y a meterlo con calzador en una pieza de promoción, muy táctica. A veces los conceptos son flexibles y se pueden moldear con éxito, pero otras no. Gracias por tu reflexión. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>